Lunes, 21 Mayo 2018 00:00

Esperanza de cambio movió a los pocos electores que votaron este 20 de mayo en Guayana

 
Valora este artículo
(0 votos)
En la escuela Antonio de Berrío, ubicada en el centro de San Félix, hubo muy poca afluencia de votantes En la escuela Antonio de Berrío, ubicada en el centro de San Félix, hubo muy poca afluencia de votantes Foto Oriana Faoro

@OrianaFaoro

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

En San Félix lamentan que "las elecciones ya no son lo de antes"

barra 4naranja220

En puntos rojos también se sintió baja participación de censados por el carnet de la patria

barra 4naranja220

“No voto porque es como pelear con las manos amarradas”

barra 4naranja220

Parroquia Unare: entre apatía generalizada y euforia en los “megacentros”

 

En la parroquia Universidad de Puerto Ordaz hubo la más baja participación electoral de los últimos años este 20 de mayo. En la circunscripción, históricamente de mayoría opositora, hubo una participación de entre el 13 y el 19%, de acuerdo con los reportes de los coordinadores de centros electorales.

En ese bajo porcentaje de participación había voluntades, convicción democrática, motivación y esperanza de cambio, aunque no todos admitían revelar sus nombres en las entrevistas. La presión social sobre el no participar en las elecciones, por considerarse fraudulentas en el seno de la oposición venezolana, fue grande para quienes decidieron igual ir a votar.

A una joven de 25 años, egresada de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG) como ingeniero industrial, la motivó la indignación. “Para mí el impacto más fuerte de esta crisis es que yo, graduada de ingeniero no pude conseguir ningún trabajo en ninguna empresa básica porque no venía del PSUV o de una misión del gobierno. Ya no importa que te sudes tu carrera cinco años”, lamentó.

Pidió no revelar su nombre. Antes de entrar al centro de votación, aseguró que el país necesita un cambio democrático. “Nunca estuve de acuerdo con eso de las guarimbas (sic), de encerrarnos nosotros mismos en nuestras calles, en nuestras casas… Votando sí podemos hacer una diferencia. Ellos (gobierno) quieren quitarnos el poder, que sintamos que no podemos hacer nada, y no. Yo voto porque no estoy de acuerdo con ellos y no les voy a dejar todos los espacios”, remató la joven, quien insiste en apostar a Venezuela a pesar de no conseguir empleo y de tener familiares establecidos en Chile, que la animan a mudarse a ese país.

“Quiero que haya mejoras, los sueldos no alcanzan para nada… Soy diabética y la paso fuerte para conseguir mis medicinas… Hace una semana se me bajó demasiado la hemoglobina y tuve que comprar la sangre para la transfusión en 16,5 millones de bolívares”, reveló Silvana Espinales, votante de la escuela Juan Vicente Cardozo de Manoa, en San Félix. Votó por tradición, porque “el futuro de Venezuela lo decide el venezolano… Si esperamos por la comunidad internacional, no va a haber cambio”, concluyó.

“La revolución es pa’ rato”

En los planteles de las parroquias Dalla Costa y Simón Bolívar, de San Félix, también se observó poca participación durante toda la jornada. En la escuela Antonio de Berrío, en el centro de este lado de Ciudad Guayana, a las 12:00 del mediodía habían votado 600 personas de 3.986 votantes inscritos. La mayoría era adultos mayores.

Pocos votantes querían declarar a la prensa. Una señora, que declaró ser oficialista, contestó: “¿Qué quieres que te diga? Aquí hay revolución para rato. ¿Para qué uno se sacó el carnet de la patria? Para esto”, dijo, con relación al escaneo del código QR de este instrumento para recibir un bono luego de votar.

Santos González, carpintero y residente del centro de San Félix, sí declaró. “Voté por Nicolás Maduro, gracias a Dios, porque con esta revolución estamos protegidos. Tenemos mucha protección”, reiteró, pues vive con las pensiones sociales del Estado cuando no tiene trabajo.

Espera que Maduro “vuelva a poner todo como estaba antes, las cosas baratas como estaban antes… usted va a ver, él lo va a lograr”, afirmó convencido y pidiendo a Dios por la salud de quien, a las 10:30 de la noche de este 20 de mayo, fue declarado como ganador para un nuevo periodo presidencial.

Sigue la crisis

Hiperinflación, desempleo, escasez de medicamentos, desnutrición infantil, deficientes servicios básicos y crisis institucional continúan después de las elecciones. La joven ingeniera que declaró sin revelar su nombre relató que su hermana ya no puede caminar porque en Venezuela no hay medicamentos contra la artritis reumatoide. “La respuesta del doctor es váyanse de Venezuela, pero no es fácil”.

Afuera del liceo Antonio de Berrío, Elvis Tenias, un vendedor ambulante de plátanos, decidió trabajar en vez de votar este 20 de mayo. No por fraudes o presión social, sino porque prefiere trabajar para comer. “Yo aquí puedo hacer 600 (mil) bolos (sic) y eso me da para comer con mi familia hoy y mañana. ¿Qué yo voy a hacer votando, pues? No vale… El que no trabaja no come, los políticos no hacen nada por el pueblo”, respondió.

vendedorNUEVA “¿Qué voy a hacer yo votando? Si no trabajo no como”, concluyó Elvis Tenias, quien vendió plátanos afuera de la escuela Antonio de Berrío este domingo | Foto Oriana Faoro

Visto 1149 veces Modificado por última vez en Lunes, 21 Mayo 2018 01:42

El presidente Donald Trump negó que haya una “guerra comercial” contra China, pero justificó las medidas con acusaciones de supues...

El predicador evangélico Fabricio Alvarado, quien se había impuesto por poco margen en la primera vuelta de febrero, sacó 39,26 po...

La comitiva del expresidente acusado de corrupción fue abucheada y atacada con huevos en varias localidades, sobretodo en regiones...

Solo el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte del país, puede impedir que el ex presidente y aspirante presidencial para los c...